La mayoría de las veces no nos damos cuenta, pero quizás nuestro modelo de negocio ideal se encuentre delante de nuestras narices, en un pequeño nicho de mercado, un grupo reducido de personas que se encuentran dentro del segmento de mercado, pero cuyas necesidades no están siendo totalmente satisfechas.

 

Visualicemos el escenario o panorama actual… que me trae a la memoria varias conversaciones que he mantenido últimamente con diferentes personas, amigos, clientes, amigos de amigos, conocidos… todas ellas con un perfil similar: Mayor de 45 años o más, con formación y cualificación en un área o sector concretos y que durante años ha ejercido la misma profesión. Se acaba de quedar en paro, la empresa le ha dado una indemnización por despido y cobrará la prestación por desempleo durante un par de años. Tiene escaso conocimiento del mundo digital y de sus posibilidades a nivel profesional, así como desconocimiento sobre el cambio de mentalidad que ha sufrido el consumidor y, por ende, los negocios para adaptarse a las necesidades de sus clientes.

Lo tienen claro, saben que a su edad será difícil que los contraten y que la solución está en montar un negocio propio. Empieza la conversación…, emocionada empiezo a disparar preguntas a diestro y siniestro para ver si puedo aportar mi granito de arena y ayuda. Pregunto qué negocio piensan montar, en qué van a invertir, cuánto, cómo, dónde, qué conocimientos tienen del sector, de la oferta, la demanda, cuál será su modelo de negocio… qué herramientas y medios de comunicación utilizarán para captar y retener a su público y posicionarse en el mercado… Aporto ideas, nuevas y fresquitas, ideas de negocios que no existen en el ámbito de actuación donde quieren posicionarse… ideas adaptadas a sus necesidades… ideas enfocadas a pequeños nichos que asegurarán el éxito de su negocio.

expresión

Expresiones faciales que transmiten extrañeza, desconcierto y asombro ante tanta información novedosa, mis ideas son muy buenas, pero… Respuesta: –Te lo agradezco mucho Silvia, pero ya lo tengo más o menos decidido, probablemente monte algo seguro, (¿seguro? seguro no hay nada, pienso…), algo que no necesite mucha inversión y que sea un producto o servicio que necesite todo el mundo, como una peluquería, panadería, tienda de ropa, frutería… No quiero complicarme la vida ni arriesgar todo el capital ni el paro que me queda, todo el mundo compra pan, se corta el pelo, come, las chicas se adornan con bisutería… un negocio en el que no tenga que contratar mucho personal para no tener tanto gasto y que yo mismo pueda trabajar, seguramente montaré una franquicia, pero aún no tengo muy claro cuál o de qué. Me quedo atónita, perpleja… (no sé por qué sigo sorprendiéndome si he escuchado muchas veces el mismo argumento…) y formulo la siguiente pregunta:

¿Y cómo te vas a diferenciar de tus competidores?

Si, cómo, si vas a montar una panadería o una tienda de bisutería en una calle bastante transitada y en la que hay más negocios cómo el tuyo, ¿cómo pretendes atraer mi atención y enamorarme? ¿cómo vas a conseguir que vaya a tu local y no al de enfrente?

baguette panaderíaParece que la diferenciación o especialización no está presente en la mente de este perfil de personas, ya que en su mayoría confían en la estrategia que les proporcionará la franquicia que seleccionen. Sí que es verdad que muchas franquicias tienen un modelo claro y definido, y probablemente tengas el éxito asegurado, pero también es verdad que debemos de estudiar bien si el negocio que queremos montar (sea franquicia o no) se puede aplicar a nuestro entorno, a veces, nuestra idea no es la más acertada y conviene repensar las cosas, abrir la mente, observar,  buscar y encontrar nuevas ideas que nos inspiren otros modelos y encontrar nuestros huevos azules.

La conversación finaliza con un… –¡Ojalá que tengas mucha suerte! y si necesitas algún consejito no dudes en llamarme. Lamentablemente, y me entristece decirlo porque en su mayoría son personas cercanas, muchos no han tenido suerte :(, fracasaron o están a las puertas del fracaso; demasiados gastos e inversión inicial, situación del local en primera línea, poca apuesta por invertir en marketing o comunicación, mucha competencia, poca formación, conocimiento o experiencia en gestión empresarial o en otras áreas de la empresa, querer hacerlo todo uno mismo por ahorrar costes o no incurrir en mayores gastos… Como yo digo: el modelo Juan Palomo: yo me lo guiso yo me lo como, a veces no nos damos cuenta de que no es gastar sino invertir y apostar.

Los huevos azules…

¿Por qué me han inspirado los huevos azules a escribir este post? 😉 En realidad este post empecé a escribirlo hace unos meses y se quedó en el horno de los posts, a medio cocer, esperando otra idea que le diera un punto de vista diferente, un final y un objetivo claro que creo haber encontrado y que espero sea útil para muchos que quieren abrir su propio negocio y les ayude a encontrar ese nicho. Ahí va la historia…

huevos azulesYa forma parte de mi rutina comprar productos frescos y ecológicos en mercadillos de agricultores, por un lado apuestas por una alimentación sana y, por otro, por el producto local. Hace un tiempo acudí a uno de estos mercadillos locales y, mientras compraba la fruta en uno de los puestos y casi  a punto de finalizar la compra, atrajo mi atención una torre de cartones de huevos de un color poco habitual que tenían al fondo del puesto, en un mostrador lejos, tan lejos de la vista del público que hacía que pasaran desapercibidos. Como mi curiosidad a veces llega a límites insospechados (lo cual no es malo ya que siempre estás en continuo aprendizaje), le pregunté a la amable señora por aquellos huevos de color “sospechoso”, –¡Ah! Son huevos azules– me dijo con total normalidad y, me acercó uno de ellos para que pudiera observarlos más de cerca.

Seguí indagando el misterio de los huevos azules que no eran tan azules pero sí que tenían cierto tono azulado. Al parecer, según me informó la señora, los ponen unas gallinas de patas azules y la diferencia con los huevos “normales” radica en que contienen un bajo nivel de colesterol. También me informó de su precio, que es relativamente superior a los huevos normales, eso no me importó mucho, ya que si el producto me proporcionaba mayores beneficios y más saludables, merecía la pena pagar ese precio. Ciertamente, internet confirmaba lo que me había contado la dependienta, este tipo de huevos poseen unas cualidades aparentemente más saludables que los demás, o sea, unas características diferenciadoras y ventajosas respecto al resto de los huevos del mundo que justifique esa diferencia de precio, pero…¿Cómo es que no los promociona de alguna manera para llegar a más gente y vender más? ¿Por qué no los pone en un lugar más visible con un cartel que identifique sus valores y propiedades? Muchas veces la respuesta está en el desconocimiento, no todas las personas saben comunicar, ni cómo, ni a quién; y otras veces la respuesta está en que no han sabido

Identificar el nicho de mercado

rolls-royceLa historia de los huevos azules es una historia más, de otras tantas historias de empresarios o emprendedores que no han sabido identificar ese pequeño nicho de mercado o no han sabido sacarle todo su potencial para llegar a su target. Realmente, dirigir tu negocio a un nicho en concreto, resulta bastante más fácil y económico que dirigirlo al público en general.

En el caso de los huevos azules está claro, la alimentación sana y natural es tendencia, cada vez apostamos más por lo natural y ecológico, ¿es caro? si, lo es, lógicamente, ¿pero no nos aporta mayores beneficios que los productos que no lo son?, entonces, ¿por qué no lo comunicamos para atraer a ese nicho de mercado? ¿por qué no nos especializamos? ¿por qué ponemos los huevos azules junto con el resto de productos? Pensemos en coches, en los modelos de alta gama; o en joyas y artículos de lujo, están dirigidos a un nicho de mercado, a unas personas con unas características, poder adquisitivo y necesidades muy concretas que los compra.

Espero que este post te ayude a vender muchos, muchos huevos azules, muchísimos… y que si lo consigues, nos cuentes tu experiencia. Compártelo si te ha sido útil y crees que puede ayudar a más personas 🙂